top of page

Aprende a Sanar

¿Te ha pasado que no te encuentras o no sabes cómo sentirte bien? Por más fuerte o fácil que sea la conexión, hay personas que no están disponibles emocionalmente, no lo tomes personal, todas las personas vienen a enseñarnos algo, no todas llegan para quedarse. No somos para todo el mundo y no todo mundo es para nosotros.


Es precisamente el ritmo al que vivimos nuestros días lo que impacta en la forma que creamos nuestras experiencias, nuestros deseos y sentimientos, ocupados más a menudo en el mañana, sin prestarle suficiente atención al ahora.



La vida está hecha de momentos, pueden ser muy cortos o largos, hoy en día la mayoría son muy cortos, “momentos fugaces” dirían algunos autores, y es por esto por lo que cada vez es más difícil hacer conexión con las personas. Que sea de esta manera no quiere decir que sea malo, hay personas que son para un rato, otras para un tiempo y otras para toda la vida; hay que aprender a distinguirlas para aprovechar cada momento, sea un momento fugaz o por un largo tiempo.


Si estamos para conocer a otras personas hay que considerar que no nos tenemos que irnos de nosotros, abandonar nuestros sueños, cambiar, ni hacer nada para encajar con alguien más. Nunca hay que minimizarnos para caber en un círculo que a lo mejor no es el ideal. Las relaciones adultas, claras, honestas, que valen la pena construir y que te enseñarán a disfrutar, celebrar por quien tú ya eres.


El estar solo es un regalo para conocerte y conocer a otras personas. Dejemos de verlo como un periodo de transición en el que esperamos a alguien para “completarnos”. Empecemos a vivir sabiendo que nuestra felicidad no depende de alguien externo a nosotros. Aprendamos a cultivar otras áreas de nuestra vida y así cuando llegue alguien solamente sumaría a la vida que ya tienes y en lugar de una necesidad, se convertirá en una decisión.



No podemos dar lo que no tenemos y lo que no somos, es por esto por lo que es indispensable ser auténticos y dar lo que somos, aprendamos de cada persona que llegue a nuestras vidas, ya sean experiencias buenas o malas, porque por el simple hecho ser un aprendizaje, ya es positivo para nuestras vidas. Sé feliz y no tomes a pecho las cosas, perdona, aprende, equivócate y disfruta, en otras palabras … sana.


Por Majo Sosa


21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page