top of page

Alcanza tu Felicidad

Todas las personas tenemos días en donde no podemos controlar nuestras emociones ya sea por el trabajo, la escuela o simplemente nuestra rutina diaria.


La felicidad es la sensación de bienestar y realización que se viven cuando alcanzamos nuestras metas, deseos y propósitos, sintiéndonos bien con nosotros mismos.

Para alcanzarla es importante que te planifiques, poniéndote metas a cumplir sin dejar las cosas para luego.


La felicidad es algo muy subjetivo y muchas veces nos preguntamos ¿qué es? ¿dónde encontrarla? ¿cómo dirigir mi vida para alcanzarla? Y estamos de acuerdo en que la felicidad llega cuando realizamos actividades que nos generan gratificación y alegría.

Pero a veces olvidamos que hay algo más importante que buscar la felicidad, que es el ser feliz con uno mismo.



Recomendaciones para ser Feliz


Aquí te compartiremos unos consejos para vivir una vida más plena y tengas la capacidad de comenzar a evaluar qué es felicidad para mí.


  • Descubre qué te motiva.- Es fundamental saber que nos gusta y qué es lo que más disfrutamos. De esta manera podremos dedicarles mayor tiempo a las cosas que realmente nos hacen felices.

  • Disfruta cada paso.- Querer lograr todas nuestras metas lo antes posible genera cierta ansiedad que nos provoca al ver que lleva más tiempo del que se planea. Buscar alcanzar la meta con tranquilidad y disfrutando el proceso, nos generará mayor satisfacción y felicidad conforme se avanza.

  • Ámate.- Muchas veces buscamos el afecto, cariño y reconocimiento en otras personas en lugar de hacerlo por nosotros mismos. Cuando nos demos cuenta de que tener una buena autoestima y quererse a uno mismo es más gratificante y de suma importancia que lo que los demás lleguen a pensar de nosotros. Es ahí cuando estaremos más cerca de la felicidad.

  • Vive el presente.- Dejar de vivir del pasado y dejarlo donde debe de estar nos facilitará aún más las cosas para poder lograr la felicidad. Disfrutando los buenos momentos y enfocarnos en el aquí y ahora.

  • Pensamientos positivos.- Cada noche antes de irnos a dormir, es recomendable pensar en las cosas positivas que se realizaron en el trayecto del día. Si conseguimos convertir esto en un hábito estaremos programado de manera inconsciente nuestra mente les dará más importancia a las cosas buenas que las malas.


Evitar que se fracture nuestra eficacia es dejar de temer a perder y empezar a temer a no ganar buscando nosotros mismos las oportunidades y lograr nuestras metas. Alcanza tu felicidad con lo que te sientas bien y positivo, aceptando tu realidad por más dura que sea.




“Aquel día decidí cambiar tantas cosas… Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad. Desde aquel día ya no duermo para descansar… Ahora simplemente duermo para soñar”.

– Walt Disney


Por Majo Sosa

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page